Aerogeneradores del tamaño de jets jumbo son el nuevo boom en generación eléctrica

 

Fuente: www.nytimes.com  Fecha: Abril 24 de 2018.

En OSTERILD, Dinamarca – En el extremo norte de la península de Jutlandia, en la inmensidad del campo emergen los nuevos aerogeneradores cuyo tamaño es de más 180 metros de altura y astas de 80 metros de largo y un precio que oscila entre 10-12 millones de euros sobre unidad, cuyas dimensiones solo son comparables con el de un Airbus A380.

El clima despiadado de Osterild lo ha convertido en blanco de pruebas del mundo, es decir el sitio perfecto para probar estos nuevos prototipos, y ha ubicado a Dinamarca como uno de los líderes en la transformación de energía eólica.

Su extraordinaria escala ha permitido ubicar al viento como una poderosa fuente de energía. Y es que solo basta recordar que las mayores turbinas eólicas marinas, producen casi 20 veces más energía que las desarrolladas hace tres décadas. Debido que, a mayor tamaño, mayor es el aprovechamiento del viento, minorando así el costo de generar energía.

En 1973 cuando los precios de la energía se dispararon durante la crisis del petróleo, algunos empresarios comenzaron a construir pequeñas turbinas para vender. Aquellas ideas innovadoras han crecido hasta ser dominada compañías como Vestas Wind Systems y Siemens Gamesa Renewable Energy.

El centro de negocios de Siemens Gamesa se encuentra en Brande, una pequeña ciudad de Jutlandia. Hoy en día Brande es sede de grandes centros de ingeniería, aprendizaje y mantenimiento. El personal que trabaja en las consolas de Brande puede monitorear los parques eólicos de todo el mundo. A menudo cuando algún problema ocurre puede solucionarse de manera electrónica sin necesidad de enviar un equipo de mantenimiento.

Muchas de estas turbinas están proyectadas para terminar en mar abierto donde hay mas espacio y el aprovechamiento del viento será mucho mayor, sin embargo, lidiar con la corrosión del agua salada y el impacto ambiental que estas generan es uno de los problemas a solucionar.

En un principio la construcción de parques eólicos offshore es muy costoso ya que, al aumentar la dificultad, podría doblegar los costos frente a la misma instalación en tierra debido a esto, muchos gobiernos ofrecían generosos subsidios para fomentar el desarrollo de esta industria. sin embargo, al desarrollarse este nuevos tipos de tecnología los costos han bajado de gran sobremanera.

Las nuevas tecnologías, los costos más bajos han hecho que la energía eólica sea más atractiva. Para los directivos de Siemens Gamesa Renewable Energy el futuro es optimista ya que estos afirman que surgirán nuevos mercados para la energía eólica en Asia y Estados Unidos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: