Cuidando el planeta

“Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol”

Martin Luther King

La tendencia del eco-amigable ha ido creciendo lo largo de los años. Cada vez más jóvenes se preocupan por los avances y el desarrollo que implican mejoras o daños en el medio ambiente. Debido a esto, en la actualidad podemos encontrar productos tan sencillos como son botellas con agua que son amigables al entorno, así como complejos procesos productivos en los diferentes sectores económicos o incluso el área de las telecomunicaciones, los cuales se ocupan día a día en general el menor daño posible en el medio ambiente. Pero ¿realmente es posible convertirse en una persona eco-amigable? La respuesta es clara y realmente sencilla, pues no se necesitan hacer mayores inversiones ni un mayor esfuerzo, solamente optando por costumbres sanas que van a mejorar el medio ambiente e incluso aportan tanto nivel personal como mejorando nuestro nivel económico.

Algunos “tips” para cuidar tu planeta

Desconectar los aparatos electrónicos que no se estén usando, pues la mayoría de estos aparatos gastan energía aun cuando están apagados. La única forma de evitar esto, es desenchufarlos. La realidad es, que cuando estos electrodomésticos están apagados realmente están en Stand By. La diferencia entre prender un aparato con un botón o con un control remoto o volver a enchufarlo realmente es mínima, sin embargo, hay una gran diferencia en el uso de la energía. Incluso estudios revelan que desconectar los aparatos electrónicos puede hacerte ahorrar un 10% en el consumo doméstico, según los datos de la Agencia Internacional de la Energía (IEA).

Un buen consejo también es desconectar los dispositivos electrónicos cómo cargadores, licuadoras, tostadoras etc. Estos aparatos pueden consumir “energía fantasma” aun cuando estén apagados.

Estudios han demostrado que las secadoras son de los aparatos que más consumen energía, por eso, es recomendable secar la ropa a la manera antigua, dejándola al sol no sólo porque esta nos ayuda a ahorrar energía, sino que nos ayuda a quitar las manchas y es un blanqueador natural, pues nos ayudara a preservar nuestra ropa, mejorara el olor de esta, beneficiara para que la ropa no se encoja y lo más importante, es totalmente gratis.

Cambia de los focos convencionales de luz amarilla a luz led o blanca. Más allá de que sabemos que la luz led utiliza una cuarta parte de la energía de un foco convencional, a esto se le suman el no poseer elementos tóxicos. La luz led tiene una mejor calidad de distribución y como si esto fuese poco, las luces led tienen mayor tiempo de vida útil y tiene múltiples opciones y precios para todos los bolsillos. Realmente no hay excusa para no usarlas.

Evita lo más que puedas el uso de máquina de ejercicio electrónicas, por ejemplo, caminadoras o escaladoras. Mejor usa la bicicleta, camina al aire libre, ve al parque, trota en él, pues no sólo te ayudara ahorrar energía, sino que es más benéfico para tu salud

No creas que por no llenar la lavadora completamente vas a ahorrar energía, pues esto es mentira, lo ideal es que la lavadora trabajé en su máximo potencial. Esto no sólo no te va a ayudar a ahorrar agua sino electricidad y lo más importante tiempo.

Constantemente revisa si no hay fugas de agua en los grifos o las mangueras, evita a toda costa a dejar corriendo el agua cuando te lavas los dientes o limpiar los platos, coloca una botella llena de arena dentro del tanque del inodoro esto provocará que utilices menor cantidad de agua.

Si te es posible organiza una ronda para ir al trabajo o a la escuela así podrías ahorrar gasolina, dinero, ayudaras con el cuidado del medio ambiente y podrías incluso ahorrar tiempo.

¡No seas “couch potato”! Invierte un poco de tu dinero comprando una bicicleta, así adquirirás esta costumbre de montar bicicleta, esto no solo es divertido y relajante, sino que es bueno para tu salud.

Recicla. El reciclaje es una de las manera más fáciles de combatir el calentamiento global ya que los desperdicios de plástico llegan a los océanos, destruyendo la vida Marina; se presume que cada año mueren cerca de 1000000 de criaturas marinas por la contaminación plástica en los mares, incluso ha llegado a tal punto que se han creado verdaderas islas de basura en los océanos. Lo más aconsejable es separar el plástico, el metal, el vidrio, el papel y las pilas cada uno tiene un recipiente correspondiente por ejemplo las pilas las puedes dejar en sitios estratégicos ubicado en universidades, centros comerciales, etc. Ahora bien, es recomendable que sólo uses pilas recargables.

Dile no al plástico de un solo uso, hace algunos meses India se puso la meta de eliminar, para el 2020, el uso de plásticos de un solo uso, es decir, pajillas cubiertos y demás. Tú, por ejemplo, puedes evitar el uso de estos artículos pues, aunque no lo parezca beneficiarían de gran manera el medio ambiente por ejemplo reutiliza las botellas con agua, utiliza bolsas de tela para ir al supermercado en vez de las bolsas plásticas.

No uses artículos de plástico en situación en innecesarias. Por ejemplo, utilizar vasos plásticos, desechables o bolsas de plástico muchas veces no las requerimos y sólo genera un exceso de basura.

¡No a los “newspaper”! Si recibes correos que no te interesa ya sean virtuales o físicos escribe la compañía para que deje de mandarte correos que solo llenan tu papelera.

Reutiliza todo lo que puedas. Por ejemplo, organiza venta de garajes, regala o comparte artículos del hogar, dona la ropa que pueda ser utilizada todas estas cosas son mejor que tirar estos productos a la basura. No límites a tu imaginación, déjala fluir, podrías crear joyas o accesorios para el hogar incluso divertidas decoraciones para tu jardín.

Come menos carne. La producción de esta necesita muchísimos recursos, por ejemplo, en Estados Unidos se ha venido haciendo una campaña de salud pública que anima a la gente a no comer carne al menos una vez en la semana. Algunos de los beneficios que empezarás a sentir cuando dejes de consumir tanta carne serán: perderás peso, bajará tu presión arterial, reducirás los riesgos de padecer diabetes, reducirás el riesgo de cáncer, tu digestión mejorará de muchas manera, tu olfato mejorará, tus niveles de energía aumentarán e incluso descubrirás nuevos gustos por productos alimenticios.

Antes de comprar piensa bien si realmente lo necesitas. No sólo vas a ayudar a tu economía, sino que podrás ayudar a reducir los procesos de producción pues en muchos casos éstos requieren en muchísimos recursos tanto materiales como energéticos. Por ejemplo, aunque las prendas de algodón pueden considerarse una buena opción la producción industrial del mismo tiene graves consecuencias en el medio ambiente, pues se necesitan una gran necesidad de agua para su producción, el ejemplo claro de esto esta en el mar Aral, que era el cuarto lago más extenso del mundo sin embargo desviaron los principales ríos, para que abastecía se las algodoneras, en solo 30 años se perdió el 75% de la superficie original.

Aunque éste suene cliché, plantar un árbol y cuidar tus plantas ayuda de muchas maneras al medio ambiente por ejemplo podrías destinar un área de tu patio para poner los desechos como cáscaras de frutas o alimentos no consumidos de esta manera podrías ayudar a abonar tu jardín.

Elige productos elaborados localmente de esta manera reduce el consumo de combustibles empleados para su transporte.

En cuanto te sea posible, aprovecha la energía solar. No sólo como la luz natural, si no que también podrías usarla como fuente para cargar tus aparatos. Por ejemplo, hay cargadores solares para muchas cosas como tú celular, reloj, calculadora entre otras.

Hazle el amor al planeta que tú sexo sea eco-amigable, nada mejor que la lubricación natural, sin embargo, evita a toda costa lubricantes derivados del petróleo, es decir, los de aceite o vaselina. Para ellos, nada mejor que los lubricantes en base de agua. Diviértete, experimenta, prueba, pero no con petróleos. Por ejemplo, los juguetes sexuales que estén hechos PVC o vinil a base de petróleo, estos generan alguno de los químicos más tóxicos que existen, ejemplo de estas son las dioxinas y los furanos y otras sustancias consideradas probables cancerígenos. Si vas a usar estos accesorios intenta que estén hechos con sustancias naturales como el caucho o látex.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: