¿Qué es el cambio climático y cómo nos afecta?

El cambio climático afecta nuestra existencia tal como la conocemos y no es solamente una cuestión de calor o frío; las interrelaciones entre los diferentes elementos de la vida con los que interactuamos se afectan de manera compleja e impredecible, cambiando las reglas de juego, amenazando las dinámicas que soportan nuestro estilo de vida. No es un evento apocalíptico que prometa la extinción de la especie humana, pero en los últimos años ha alcanzado el nivel suficiente para afectar negativamente el presente y el futuro.

Entender los principios del cambio climático no es complejo, el Dióxido de carbono y otros gases conocidos como de efecto invernadero (GEI), se acumulan en la atmósfera y una vez allí, absorben y atrapan el calor. Desde la revolución industrial el ser humano ha incrementado exponencialmente la emisiones de GEI, incrementando artificialmente la temperatura media de la tierra, afectando los sistemas climáticos. Esto último es muy importante en la discusión y merece ser analizado en detalle: hay ciclos naturales de cambio climático incluyendo periodos de calentamiento y enfriamiento, sin embargo, las condiciones actuales tienen su origen y son consecuencia de las actividades humanas, la industrialización, el paradigma productivo y las dinámicas de consumo que a partir de la quema de combustibles fósiles son la causa principal de la acumulación de GEI, el calentamiento de la tierra y la crisis climática a la que asistimos.

La ciencia ha realizado un esfuerzo para entender las causas y las consecuencias del cambio climático y aunque existe un alto grado de consenso en sus conclusiones, esta misma condición, basada en la ausencia de unanimidad han sido la punta de lanza del negacionismo para enfocar su esfuerzo en la generación de dudas sobre las conclusiones actuales: nos quieren convencer que la incertidumbre es la muestra inequívoca de que tal vez la tierra no se calienta si no que se enfría, que el cambio climático es natural y no antropogénico o que es la dinámica solar y no la acumulación de GEI la que causan el calentamiento. Sin embargo, no debemos entender la incertidumbre como la base de teorías alternativas, el disenso se centra en la comprensión de escenarios futuros y sus consecuencias, pero las causas están claramente definidas, excepto para los culpables que sustentan su defensa en las dudas del público.

La consecuencia directa del Cambio Climático está contenida en su nombre: el clima, que es el conjunto de condiciones atmosféricas de un territorio medido en el largo plazo, cambia. Los efectos, negativos, por cierto, y ya demostrados, incluyen entre otros: cambio y afectación en las estacionalidades, veranos más calientes o inviernos más fríos (o viceversa), derretimiento de los glaciares, aumento del nivel del mar o la intensidad de eventos climáticos extremos como lluvias, sequías o huracanes, pérdida de la capacidad productiva de la tierra poniendo en peligro la seguridad alimentaria, extinción de especies vegetales y animales.

Las consecuencias del CC afectan principalmente territorios y personas más vulnerables, normalmente lejos de las ciudades y la modernidad que nos rodea; siendo que las consecuencias las sufren otros, tenemos la tendencia a comportarnos como si no existiera. Aunque esto en realidad no es cierto: el aumento de los GEI en la atmósfera causa un incremento en la aparición de enfermedades, principalmente enfermedades respiratorias agudas y el incremento de la temperatura afecta también la salud cardiovascular; los eventos climáticos extremos causan pérdidas económicas, problemas de infraestructura, pérdidas de cosechas, desplazamiento por causas climáticas y pérdida de vidas; la desertificación aumenta el precio de los alimentos, su escasez y la necesidad de colonizar nuevos territorios, lo que a su vez, se ha demostrado que puede traer consigo el incremento de riesgo de nuevas epidemias y problemas asociados a la transmisión de enfermedades; el cambio en las dinámicas climáticas causa incremento de las lluvias en algunos lugares y sequía en otros; la elevación del nivel del mar no solo será causante de la pérdida de playas sino que afectará la infraestructura de las ciudades costeras, la dinámica de los puertos y la realización de actividades económicas; la extinción de especies afecta las dinámicas naturales y los ecosistemas de los que dependen múltiples servicios que directamente traen consecuencias sobre nuestra realidad.

En conclusión, el cambio climático tiene efectos directos sobre la salud, la vida y la economía, amenaza la existencia al incrementar el riesgo y la probabilidad de aparición de nuevas enfermedades, pone en peligro la infraestructura en que se sustentan nuestras relaciones sociales y económicas, afecta la seguridad alimentaria, demanda el incremento de recursos para la búsqueda de soluciones para la adaptación y la mitigación de sus efectos, escasez de agua, contaminación ambiental, pérdida de empleos y otros más.

Autor

PhD. Juan David Sepúlveda Chaverra
Ingeniero Industrial, MSc. Desarrollo Empresarial y doctor en Desarrollo Sostenible.
- Green Talent 2014 - Ministerio de Ciencia y educación Alemán
- Climate Reality Leader

Apasionado por hacer del mundo un mejor lugar y alcanzar el desarrollo sostenible.